viernes, 10 de julio de 2009

Fue un segundo marcador central con una gran riqueza técnica y muy seguro a la hora de marcar tanto por abajo como por arriba. Además, tenía buen juego aéreo en las dos áreas, lo que le permitió anotar unos cuantos goles en su carrera.
Conformó el equipo de San Martín de Tucumán que dirigía Nelson Chabay y que en 1988 produjo el hecho histórico de lograr el ascenso a la Primera División desde los regionales sin haber jugado el Nacional "B".
El ‘Pichón’ también tiene en su recuerdo haber sido parte de la histórica goleada de los de La Ciudadela por 6 a 1 ante Boca Juniors el 20 de noviembre de ese mismo año en la mismísima Bombonera (Foto).
Es gratificante que luego de tantos años la gente me recuerde con tanto cariño. Esto significa que hice bien las cosas. Vuelven a mi memoria aquellos momentos inolvidables que viví con esta camiseta”, dijo Juárez.
Si bien no era de proyectarse al ataque seguido, este santiagueño cada vez que lo hacía llegaba bien debido a su habilidad y manejo de pelota. Además, las pocas veces que se animaba a probar de media distancia le pegaba bien.
En las salidas desde el fondo, rara vez le daba de punta para arriba y por lo general, salía jugando con la pelota dominada.
Tras un olvidable paso por Chaco For Ever, continuó su carrera en el ascenso, marcando sus mejores momentos
los vivió en Quilmes, con el que fue campeón en la temporada 1990/91.
También muy recordado en Colón de Santa Fe donde formó parte del plantel en dos temporadas con 81 encuentros y dos tantos. “Desde que vine a jugar a Santa Fe en el ‘92, la adopté como mi segunda ciudad. La gente te aprecia, te da cariño, coseché muchos amigos. Colón me hizo conocido y es por eso que me quede en la ciudad”.
Para la temporada 1994/95 se sumó a Atlético de Rafaela con el que terminó segundo detrás del Estudiantes de La Plata de Miguel Russo, Verón, Capria y compañía.
Ese equipo rafaelino lo dirigían “Lechuga” Alfaro y Víctor Bottaniz y también tenía a los ex aurinegros Cecilio López, Roberto Saavedra, José Vaudagna y Ramón Rosales.
En la Crema también disputó la 1995/96 realizando una buena tarea en el Apertura (terminaron terceros) pero no repitiendo en el Clausura por lo
que quedaron afuera del Reducido por el segundo ascenso.
De ahí pasó al equipo que dirigía Luis Díaz en la vuelta del aurinegro a la segunda categoría del fútbol argentino. Se convirtió en parte esencial de la defensa de ese Olimpo disputando 39 de los 43 encuentros de esa temporada en la que se logró clasificar a la zona campeonato tras el desempate con Instituto en cancha de Quilmes.
Una vez retirado del fútbol profesional, continuó su carrera como entrenador en equipos como Güemes (en el Torneo del Argentino “C”) e Independiente de Fernández (Primera B de la Liga Santiagueña). En 2008, minutos antes del partido que en San Miguel el ‘ciruja’ jugó contra River, la directiva del club le entregó un cuadro recordatorio y fue ovacionado por todos los hinchas santos.

TRAYECTORIA

1985-1989 San Martín de Tucumán Primera División 41 – 2
1989-1990 Chaco For Ever Primera División 2 – 0
1990-1991 San Martín de Tucumán Segunda División 10 - 1
1990-1991 Quilmes Segunda División 34 - 3
1991-1992 Deportivo Maipú Segunda División 13 – 0
1992-1994 Colón de Santa Fe Segunda División 81 - 2
1994-1996 Atlético Rafaela Segunda División 73 – 3
1996-1997 Olimpo de Bahía Blanca Segunda División 39 – 0

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuantos recuerdos! el Pichon Juarez, que jugadorazo. Me emociona verlo, que jugador, por Dios...

10 de julio de 2009, 10:12
Anónimo dijo...

un gran jugador, yo creo q aca se lo recuerda muchisimo, el gran pichon juarez

10 de julio de 2009, 11:20

Publicar un comentario

 


Blogger Template By LawnyDesignz