sábado, 18 de julio de 2009

Es sin dudas uno de los casos más visibles de esas promesas incumplidas que vieron crecer su carrera futbolística… pero en caída libre. Nacido el 11 de febrero de 1979 en Ramos Mejía, empezó a jugar en Vélez Sarsfield a los 10 años y Osvaldo Piazza lo hizo debutar una tarde de noviembre de 1996, contra Estudiantes.
Fue el capitán de la selección Sub-17 que jugó el Sudamericano de Perú y el Mundial 95 de Ecuador y por aquel entonces todos le auguraban un futuro brillante; la prensa mundial lo señalaba como el "nuevo Baresi sudamericano" y junto a Pablo Aimar, Aldo Duscher y Esteban Cambiasso, era una de las principales estrellas de su generación.
A pesar de tener varias propuestas de clubes europeos, Vélez prefirió retenerlo como una apuesta a futuro. En enero de 1998, mientras Passarella seguía esperanzado con sumar al ‘chango mellaco’ a la selección de cara al Mundial de Francia, Trotta junto a Ariel Franco, Roberto Demus, Luciano Galleti y Juan Fernández viajaron a Tandil y se sumaron a la pretemporada que hicieron los diez jugadores del fútbol argentino que formarían parte de ese plantel. En agosto, después de su mejor año en el fortín (jugó cinco partidos en el Apertura), disputó el torneo de L’Alcudia con la Sub-20 nacional.
En la temporada 1998/99 tuvo más participación pero algunos errores fueron colmando la paciencia de la hinchada y del entrenador Falcioni quien dejó de tenerlo en cuenta. "Que compañeros de la selección estén firmes en Primera y yo, que fui el capitán, aún no lo haya logrado hace que piensen que me quedé un poco. Da para preguntarse qué pasa conmigo”.
Mientras Racing se debatía entre la desaparición y la fuga de sus principales referentes, producto de la quiebra financiera, Trotta se sumaba al club de sus amores ("Cumplí el sueño de cualquier fanático. Me ilusiono con que llegue el día que juegue con esos colores") pero Gustavo Costas lo considera a futuro: “Es un gran jugador, pero irá paso a paso”. Pese a vender un poco de humo e ilusionarse con un debut que nunca llegaría, volvió a Vélez, donde pasó otro año en reserva, hasta ser definitivamente dejado libre.
Por recomendación de Duscher, el Salgueiros lo contrató y lo presentó como una “verdadera perla del fútbol sudamericano”. Las puertas del fútbol portugués se abrían para él pero terminó siendo más bien una ‘perla negra’ digna del mediático Nimo. Sus limitaciones fueron visibles al poco tiempo y jugó poco y nada; terminó comiendo banco, relegado por los zagueros Paulinho y Ricardo Fernandes.
Llegó a Olimpo estando J.J. López de entrenador y si bien se pensó que se trataba de un villero arrepentido, aclaró que eran dos jugadores distintos. "Estando en Portugal muchas veces me llamaron desde España preguntando por él. Se mezclaban los datos y había una gran confusión", dijo en referencia a Diego Alberto, ex defensor de los tristes.
Tapado por otros centrales, recién debutó con Gregorio Pérez en la 10ª fecha ante Banfield reemplazando en el entretiempo a Cogliandro y si bien aportó un poco más de marca, no le dio salida al equipo por el sector derecho.
La siguiente jornada ‘Goyo’ lo confirmó como titular ante Argentinos sacando a Imboden y pasando al ‘chispa’ al sector izquierdo pero la movida salió mal. No tuvo precisión con la pelota y por su espalda ingresó sin marcas Píriz Alvez para anotar el empate del ‘Bichito’, tras un descuido por el otro flanco de la defensa.
Volvió a ingresar en la 15ª ante Arsenal por el ‘flaco’ Delorte sobre el final para reforzar la defensa por el lateral derecho cuando el equipo jugaba con diez.
En la 17ª rindió cuando reemplazó a los 65 minutos a un Ariel Franco que jugó pésimo para darle más marca al fondo.
Las últimas dos fecha del Apertura las disputó de titular y si bien al principio le costó afirmarse en el puesto terminó cumpliendo.
Para el Clausura vino el peruano Vilchez para quedarse con el puesto de lateral izquierdo vacío y Gregorio se la jugó con el colombiano Asprilla por derecha y Cogliandro como relevo de ambos.
Apenas disputó la última fecha ante Lanús, justo contra el equipo con el que se había visto las caras en su último partido una ronda atrás, cuando el equipo se presentó con suplentes y juveniles, pero evidenció su falta de ritmo y si bien arrancó muy mal como lateral, repuntó cuando pasó como segundo marcador central.
Su carrera continuó en el viejo continente, en equipos de cuarta de Italia y Grecia apagando así cualquier ápice de esperanza de que ese proyecto de gran jugador que algún día fue, se convierta en una realidad.

TRAYECTORIA
1996-1997 Vélez Sarsfield Primera División
1997-1998 Vélez Sarsfield Primera División
1998-1999 Vélez Sarsfield Primera División
2000 Racing Club Primera División
2002-2003 Salgueiros Segunda División
2003-2004 Valdevez Segunda División
2004-2005 Olimpo de Bahía Blanca Primera División
2006-2007 AC Horatiana Venosa Serie D
2007 Paniliakos Greek Fourth Division
2008-2009 Campobasso Serie D

2 comentarios:

Fernando dijo...

ahora firmo para Sacachispas. capaz que billordo le convida un actimel

7 de agosto de 2009, 15:49

Dieguito querido gran pibe, fue toda la primaria conmigo en la escuela 29 de Ramos Mejia, y lo mas loco que nacimos el mismo dia y año pero no a la misma hora...jaja... yo vivia en aquellos entonces a una cuadra de la casa de su abuelita! A pesar de que todo no fue como hubieras querido a nivel futbol... espero hoy vivas en armonia y paz y buen pasar, Aguante Ramos Mejia! ahi naci, aun estoy aca y espero morir aqui! Abrazo Eterno querido Diego!

7 de marzo de 2016, 8:09

Publicar un comentario

 


Blogger Template By LawnyDesignz